El abrazo de Cuenca.

Nos sentimos conmovidas con el proceso que vivimos en Cuenca durante el lanzamiento de pedagogías con la danza.

Los alcances y logros se expandieron más allá; nos desbordaron dulcemente. Sin estrés, sin agobio, con un amor y una curiosidad despampanantes.

Admiramos la calidad de quienes organizaron y sostuvieron el proceso las 24 horas.

Nos sentimos cuidadas y nosotras pudimos cuidar a nuestrxs colaboradores, amigxs y compañerxs de ruta: Jorge Parra, Amelia Poveda y Santiago Harris.

Ellxs cuidaron su presencia para llegar a nosotrxs: recorrer, compartir, discutir, entregar, dejar huella de su enorme experiencia y conocimiento en esto, tan contundente, que nombramos “Pedagogías de la danza”.

Porque cuando en las mínimas acciones se desprende presencia, corazón, entendimiento, podemos hablar de comunidad tejiéndose desde adentro, generando conocimiento fresco, vivo.

Gracias Cristina Bustos por tu atentísima presencia, la calidad de tus gestos, tu tiempo desparramado en nosotrxs.

Gracias a todo el equipo de jóvenes por el placer y gozo con el que hicieron su trabajo: a Jessica Sicha, Daysi Barreto, Sunur Maiche, Andrés Sanango, Mateo Solano, Katerine Araujo, Roberto Valverde, Martin Jimbo, Sandra Llivisaca…

Gracias Chío por tu acercamiento liviano y generoso.

Gracias gente del “arte de las fronteras”, arte de las búsquedas de sentido, de la creación desde la reflexión de un cuerpo danzante que piensa: Ximena Parra, Rita Ordóñez, Dagmar Gonzales y “estudiantes mutantes”.

Gracias Rhigo por hacernos parte de tus certezas, de tu lugar de enunciación, con el equipo Theatrum.

Gracias Paul San Martin por invitarnos, por confiar en nosotras. Sin confianza no hay camino.

Gracias Reynel Alvarado por tu apertura a que la carrera de artes escénicas habite otras maneras de ser y estar.

Gracias Javier Contreras, por tu sabiduría.

Gracias Casa de la Cultura por expandir generosamente la noche para nuestra plataforma.

Gracias Cuenca por el abrazo.

Ahora: a escribir la experiencia. Que la danza y las pedagogías devengan escrituras propias.

                                                                       gapa

25 de abril 2022

Foto: Archivo personal

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: Contenido protegido