Lanzamiento de la plataforma: “Pedagogías de la danza” en Cuenca. Perspectivas de un observador.

Cristina Bustos

En este texto me gustaría compartir las percepciones vividas y sentidas dentro de lo que fue el lanzamiento de la plataforma “Pedagogías de la danza” en la ciudad de Cuenca.

 

Y para esto me gustaría dividir cada sesión dentro de un cuerpo distinto. Pues, dentro de mi vivencia como observadora, es eso justamente lo que me sucedió; mi cuerpo se dividió y fue transformando sus sensaciones en cada momento del encuentro.

 

En la sesión de la mañana, en la cual se dictaron cuatro talleres con cuatro geniales maestros de la danza (Rosa Amelia Poveda, Santiago Harris, Jorge Parra y Paulia Peñaherrera), pude descubrir el cuerpo camaleónico, pues los cuerpos de los participantes y de los maestros se transformaron lentamente durante el convivio de cada taller. Cuerpos expectantes, curiosos, que se entregaron a la experiencia misma del movimiento compartido por el maestro guía. El cuerpo abierto, expuesto y maleable de cada maestro se fragmentaba lentamente en todos los asistentes, provocando un eco en todos ellos. Sus experiencias diversas en la danza, fueron orgánicamente recibidas por todos los participantes en cada uno de los talleres.

 

Paulina con su observación interna y profunda, tan detallada de nuestras partes corpóreas, invitando a un despertar de la conciencia y a una atención amorosa sobre nosotros mismos.

 

Amelia con su sensibilidad para jugar con la figura y el fondo, principios que pueden parecer muy simples, pero que son enormemente creativos y lúdicos al momento de crear movimiento y experiencias compartidas.

 

Jorge con su energía desbordante, que contagió hasta las paredes, pisos, puertas, objetos, en donde toda la atmósfera se consolidó en un universo compartido y en un movimiento desbordado.

 

Santiago con su análisis sobre el cerebro animal y el humano; una amplia y profunda explicación que rompió nuestros esquemas mentales y nos despertó de la inconsciencia de las estructuras sociales. Siempre tan cálido  y generoso, Santiago nos invitó a jugar con nuestros miedos y a explorar los principios básicos del contact improvisation.

 

En la tarde observé un cuerpo diverso, generoso y muy curioso. Gaby Paredes, Ximena Parra, los estudiantes del laboratorio creativo de la carrera de Artes Escénicas de la Universidad de Cuenca, Rigoberto Ordoñez y Rita Rodriguez, nos compartieron sus investigaciones y propuestas personales, mostrándonos, de forma sistemática y creativa, cómo han ido construyendo y descubriendo sus trayectos en y desde la danza. Una experiencia muy enriquecedora para todos los participantes, que nos dejó con el corazón lleno de agradecimiento.

 

Por la noche se realizó el lanzamiento. Paulina Peñaherrera y Gaby Paredes, las creadoras de “Pedagogias de la danza”, nos mostraron el funcionamiento y distribución de la plataforma e invitaron a todos los interesados a escribir y a publicar sus textos en ella.

 

Como bailarina y profesora de danza contemporánea  durante ya 15 años, agradezco profundamente a las creadoras de esta magnífica plataforma, por su iniciativa y arduo trabajo. Es un espacio lleno de experiencias de distintos pedagogos de la danza y de reflexiones alrededor de esta práctica, que enriquecen profundamente a la pedagogía de la danza en nuestro país.

 

Alegres y festivos, terminamos este encuentro, como no podía ser de otra manera, bailando, bailando, bailando mucho. Un jam cuya única premisa era el festejo y la alegría de estar juntos y compartirnos. El cuerpo festivo.

 

¡Que viva la danza por siempre y para siempre!

Previous
Next

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: Contenido protegido