Mashol Rosero

¿Qué es para mí bailar?

Jugar con/en el tiempo-espacio. Movimiento con/en el tiempo-espacio. Abordar de maneras diversas la relación con el universo y sus componentes. Ante todo disfrutar, respirar: cuerpo que disfruta, cuerpo que respira.

Les comparto un pequeño texto que escribí para un proyecto de investigación que estoy llevando a cabo:

B-A-I-L-A-R, bailar.

Bailar para compartir.

Bailar para respirar.

Bailar para pensar.

Bailar para producir “ideas, imposibles de concebir en la inmovilidad”.

Bailar para comunicar.

Bailar para comprender.

Bailar para encarnar.

Bailar para modificar el espacio.

Bailar para alterar el tiempo.

Bailar para transformar.

Bailar para desplazar – los hábitos.

Bailar para jugar.

Bailar para disfrutar.

Bailar para soltar.

Bailar para vaciar.

Bailar para poner a prueba.

Bailar para sanar.

Bailar para despertar.

Bailar para ser… y seguir siendo.

¿Enseño lo que bailo?

Creo que más bien bailo lo que enseño, cuando lo enseño, pero mi baile, lo que yo bailo, puede ser muy diferente de lo que enseño. Depende de la clase que comparta. Es muy diferente una clase de impro que una de somáticas o de contemporáneo. Depende también del público. En el caso de gente que busca entrenarse para bailar profesionalmente, comparto herramientas que permiten bailar, mecanismos pero, sobre todo, consciencia corporal y habitar el cuerpo, herramientas bailadas. En el caso de gente que busca moverse y entrenar, aprender sin fines profesionales, me centro más en la consciencia corporal y en enseñar bailando.

 

Puedo enseñar mecanismos que no los usaré necesariamente al bailar, sobre todo ahora que me interesa mucho menos lo acrobático, formal y escrito en mi propia danza. A la vez, creo que es inevitable enseñar lo que bailo, ya que solo puedo enseñar lo que habita en mí. Lo que habita en mí es mi danza, es lo que yo bailo.

¿Cómo aprendo?

Creo que aprender es una actitud, un estado de cuerpo-mente, una manera de ver-vivir la vida. Es un punto de vista, un enfoque. Creo que en el momento en el que unx decide aprender, entramos en un estado de disponibilidad para aprender a cada instante y de todo. Siempre me entrené en muchas prácticas y campos diferentes y eso alimentaba mi danza; danza aérea, capoeira, danza árabe, artes marciales, yoga, contact, montaña, bicicleta, foto, cine, escalada, slackline, pilates, gaga, canto, meditación.

 

Creo en la importancia del vaivén entre lo teórico y lo práctico para un abordaje más integral. Aprendo viendo, imitando, habitando, disfrutando, repitiendo, leyendo, cantando, dibujando. Pero definitivamente aprendo al vivirlo.

 

 Enero, 2021

una mujer bailando vestida de azul, inclina su torso y levanta una pierna hacia atrás.

Foto: Archivo personal

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: Contenido protegido