Tamia Guayasamin

¿Qué es para mí bailar?

Para mí, bailar es una forma de ser/estar. Bailar es habitarme, más que habitarme; desplegar mi ‘habitación’/cuerpo; desplegar mi ser.

 

Cada cuerpo es tan peculiar como la danza que despliega.

Un territorio. La danza es tan amplia como un territorio, es mucho más que una técnica o una forma de bailar.

 

A veces busco un universo/propuesta/discurso propio.

Otras veces solamente bailo/soy mi presente peculiar.

Para mí, bailar también es la oportunidad de ir en busca de mi propia voz.

¿Enseño lo que bailo?

Cuando tengo la oportunidad de compartir en un espacio de taller o laboratorio, más que enseñar lo que bailo, comparto las herramientas que utilizo en la búsqueda de mi propia voz para que las personas profundicen en la búsqueda de su propio camino, no para que bailen como yo digo/hago. No son pautas o estrategias cerradas; se parecen más a consignas para provocar, susurros para activar la propia escucha y amplificar su mirada en los universos que les brotan.

¿Cómo aprendo?

Para aprender, procuro ser honesta conmigo misma en saber si es algo con lo que me conecto de alguna forma. Cuando me conecto, me lanzo y busco escuchar, sentir, probar, explorar, sobrepasar las barreras que aparecen cuando siento que no puedo y las barreras de pensamiento que yo misma me pongo… Me pregunto si aún estoy conectada e insisto en saber si quiero seguir, si es que aún me interesa. Una vez asimilado lo ‘hago mío’, repito, varío, lo cambio… lo incorporo a mi propio territorio.

 

19 de enero 2021

Una mujer toca su hombro con el rostro. Se ve desde la mitad del tronco hacia arriba.
Foto: Balao, Catalina Granda.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: Contenido protegido